El futuro era otra cosa.

Pensad en una carretera actual: atascos, accidentes, ruido, polución... ahora abrid los ojos y recrearos con esta maravilla de Disney en la que se nos contaba como iban a ser las carreteras y autopistas de aquel futuro, mas conocido como presente.

1 comentarios:

Jesusa Ricoy dijo...

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia :)
Que buen post!